¿Por qué los bitcoins no salen por la tele?

Porque en la tele no suelen poner nada interesante. Internet, sin embargo, está lleno de gatitos monísimos con los que te vas encontrando, mientras buscas algo que te interese de verdad. Se puede acceder en cualquier momento, y lo que sea que busques seguro que está ahí.

Bitcoin, al ser un regalo a la humanidad, se ideó muy bien para que no le pudiese pertenecer nunca a nadie en particular. No es una empresa, pero todas las empresas e individuos se pueden beneficiar de él, desde cualquier parte del mundo.

La transformación espontánea y constante que el dinero ha venido experimentando desde sus orígenes, se detuvo para pasar a estar controlada por organismos centralizados. Esto ha pasado con muchas otras tecnologías cuya evolución se estanca en algún punto de sus vidas.

Los motivos de estos parones casi siempre obedecen a dificultades impuestas por la presión de industrias, o grupos sociales minoritarios. La influencia que estos adquieren a través de la explotación de las tecnologías existentes, les permite ahogar el desarrollo tecnológico cuando temen que éste pueda poner en riesgo su posición hegemónica en los mercados, o en la sociedad.

Con el transcurso del tiempo, las tecnologías que por su eficiencia demuestran ser superiores, encuentran su sitio natural y su uso acaba expandiéndose. Las que prevalecen lo hacen porque facilitan el trabajo para el que alguien ideó su uso y, a medida que éste se extiende, provoca el nacimiento de nuevas tecnologías, y así sucesivamente. Se conoce como desarrollo tecnológico y es la mayor parte de lo que nos hace humanos, en un proceso que se retroalimenta de manera imparable.

Cada una provoca que la siguientes se extienda a mayor velocidad:

La masificación del uso de la imprenta sufrió un retraso relativo desde su invención. En gran parte esto fue debido a que en aquella época la mayoría de la población era analfabeta, y no había suficientes lectores que pudieran absorber el contenido de los  libros. Sin embargo, debido a que cuando nació Internet una gran parte del planeta ya estaba alfabetizada, su uso ha inundado el planeta en solo 20 años.

El dinero es tecnología y la tecnología no es excluyente. Por naturaleza termina encontrando su camino para favorecer a todo ser humano que haga uso de ella. El dinero es un concepto tecnológico abstracto, cuya materialización va adquiriendo formas físicas distintas a medida que otra forma nueva demuestra ser más eficiente. Lo usamos para facilitarnos el intercambio que es una acción, en principio voluntaria, cuyo ejercicio favorece el desarrollo de las ciencias, el arte, la misma tecnología y todas las cosas buenas.

La forma del dinero actual es excluyente. En la actualidad se calcula que hay 2.500 millones de adultos sin acceso al sistema bancario, 10 de ellos en EEUU. Sus hijos y sus nietos son herederos de su misma situación, y se pueden sumar a una cuenta cuyo resultado final asciende a tres cuartas partes de la población mundial, que están sin acceso a la banca.

De esta cifra mareante, la inmensa mayoría tenían un teléfono como el tuyo y el mío cuando ¡llegó Bitcoin!: Una forma de dinero no excluyente que se puede intercambiar desde el móvil más sencillo del mercado.

Hay países africanos donde el dinero ha perdido su poder adquisitivo hasta tal punto, que no se usa para hacer fuego en casa porque el excremento de cabra quema mejor y produce más calorías.

En este enlace veréis una foto hecha en Somalia, en la que aparecen agentes de cambio de divisas callejeros que preparan su mercancía para cambiarla por dólares de los que, de cada carretilla, no sacan más que algunas decenas.

Tampoco es de menospreciar, como ejemplo de la devaluación del dinero, este billete de 50 billones de dólares. El artículo del enlace anuncia la salida de otro nuevo del doble de valor, que ya ha emito el gobierno de Zimbabue.

En África no es desconocida la idea del dinero extra-gubernamental, como tampoco lo es en comunidades a las que no les queda otra salida que la de usar su imaginación, y evitar el efecto devastador que supone carecer de un medio de intercambio. Se puede observar con el ejemplo del tabaco en las cárceles, donde los cigarrillos se usan como si fuesen monedas; en este caso debido la prohibición interna del uso del dinero de verdad: el de la calle.

En Kenia, al poco tiempo de instalarse el uso del móvil, la compañía de telefonía Safaricom decidió permitir que entre sus usuarios se pudiesen intercambiar el crédito, o los minutos de llamadas de sus teléfonos móviles. La intención fue la de incrementar el consumo del móvil en beneficio de la compañía.

Un buen día, alguien que no tenía dinero para hacer la compra, o para comprar tabaco, encontró a un comerciante que aceptó su crédito en llamadas a cambio de lo que él quería comprar. La costumbre se extendió entre la población y derivó en BitPesa: una compañía filial de Safaricom que se encargó de rentabilizar este fenómeno, cuya capitalización de mercado ha llegado a suponer el 50% del PIB del país.

En la actualidad cada una de las dos empresas sigue su camino y Bitpesa, suplantando los créditos en llamadas por bitcoins, va en camino de revolucionar el mercado de las remesas en África, y en el mundo entero. Safaricom por su lado continúa comercializando Mpesa y acaba de lanzar al mercado junto con VISA un sistema de remesas en forma de aplicación para el móvil.

A un trabajador africano, enviar por Western Union a su casa el dinero que gana en otro país durante todo un año, le cuesta de media lo que equivale a un mes de su sueldo entero. A través de Bitpesa, enviar lo que gana en un mes, solo le cuesta el dinero que gana trabajando unos minutos.

¿Cuánto valdrá un bitcoin cuando en toda África sirva como moneda de cambio para hacer la compra, como pasó con los créditos en llamadas de Safaricom solamente en Kenia?

Bitcoin no tiene fronteras y es incensurable. El ejemplo de este artículo, que se centra en África, solo es uno de los muchos los casos de los que se puede hablar. Este proceso está marcha en otros países donde el sistema monetario es excluyente, y llegará a la gran mayoría de esos miles de millones de personas que carecen de sus servicios.

¿Cuánto costará un bitcoin cuando de entre estos miles de millones solo lo use un 10%? Eso es difícil de decir, pero lo sabremos más rápido de lo que imaginamos: la mayoría de ellos ya están alfabetizados lo suficiente, como para manejar un móvil que tienen conectado a Internet, por donde hoy también viajan bitcoins.

Y volviendo al tema de, ¿por qué los bitcoins no salen por la tele?; solo se me ocurre dejaros este gatito que, de entre todos los monísimos que se me van apareciendo en Internet, de momento, es mi campeón:

04-12-2015 Post06 - Gatito

Es el que utiliza Factom para promocionar, mediante un concurso, los servicios de notaría que han creado a través de la tecnología Bitcoin. De paso celebran que gracias a sus servicios las imágenes de gatitos en Internet, a partir de ahora, jamás serán una raza extinguible al tener la opción de poder ser petrificados en la cadena de bloques.

Pliego de descargas:

Bitcoin es un experimento y nada de lo que hayas leído representa la intención de aconsejarte, o de influir en tus decisiones respecto a tus inversiones, o a tu economía personal. El propósito de los artículos de este blog es el de explorar un nuevo ecosistema tecnológico, aprendiendo sobre sus posibilidades, sus propiedades y características innovadoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s