Sacrificar recursos a cambio de seguridad.

Una de las mejores definiciones del concepto economía que he leído últimamente dice: “Es el uso de los recursos disponibles para la obtención del mejor resultado”.

De entre todas las cosas que hacemos, hay muchas en las que la mayoría coincide en cual es la mejor forma de hacerlas, cómo por ejemplo: ir en línea recta cuando nos movemos de A a B, beber de un vaso y no agacharse en la fuente, o trabajar a cambio de dinero. En todas ellas, por insignificantes que parezcan algunas, buscamos un resultado óptimo cuidando el consumo de nuestra propia energía, corporal o mental.

Acumular recursos es economizar. Leí hace poco, no sé dónde, una analogía a esta frase basada en un hombre prehistórico:

Debido a que la caza le suponía un gasto tremendo de energía descubre que, una vez recuperado del cansancio de la cacería anterior, podía dedicarse a afilar y preparar sus armas. Con ello consigue gastar mucha menos energía, pues tener que afilar las herramientas durante la caza ahuyenta a las presas y hay que perseguirlas más lejos.

Hasta a aquí la analogía al ahorro en forma de historia que no recuerdo hasta donde pretendía llegar. Pero, para el propósito de mi artículo tengo un hombre prehistórico que si se distrae, o se queda dormido, puede encontrarse con que sus herramientas han desaparecido o han sido saboteadas, después de todo el trabajo que le llevó hacer economía.

Son muy pocos los sitios donde se dependa de la caza para subsistir, y lo que consumimos la mayoría lo hacemos a cambio de dinero. Es todo un avance. Cómo objeto físico, si se tiene la posibilidad de usar un banco, y si se confía en él, podemos dormir tranquilos. Cosa que, como vimos en orto de los artículos de este blog, no pueden hacer las tres cuartas partes de la población mundial que tienen que dormir con un ojo abierto y otro cerrado, mientras lo aprietan en el puño por si les cierran los dos.

El hecho de que no tengan bancos es porque en sus países el sistema monetario ha fallado. De hecho, son decenas las monedas FIAT que se han ido a pique, y hay opiniones que no auguran un futuro muy distinto a las que quedan en pie.

En este artículo, donde se pueden ver fotos de algunos de esos billetes inservibles, su autor recuerda al reconocido experto en hiperinflación, Peter Bernholz,  quién afirma que: “La hiperinflación la causa el déficit en los presupuestos de los gobiernos”

El siguiente gráfico representa el histórico de la media entre la deuda pública y el PIB en EEU. Podemos ver que ésta hoy se acerca a los niveles que marcó después del gasto ocasionado por la 2ª guerra mundial.

08-12-2015 Post07 - EEUU

¿Y la europea?:

08-12-2015 Post07 - Europa

Esto es importante porque la relación entre estos datos y el poder adquisitivo de nuestro dinero es un matrimonio, concebido bajo la fe de las políticas monetarias.

Marco en amarillo el momento en el que la línea de ambos cuadros comienza a dibujar un ángulo similar, haciendo que la deriva se dirija hacia el territorio “mal rollo”. En internet podemos buscar qué decisiones en política monetaria se tomaron entonces y compararlas con las que se toman ahora, para estimar el sentido en el que viajará la línea durante los próximos años.

Nadie es capaz de predecir el futuro, pero si has hecho el ejercicio anterior, no será extraño que te queden dudas de que la cosa pueda remediarse pronto.

Bitcoin no es perfecto, nada lo es. Pero siempre ha habido una comunidad científica detrás que lo ayudó a crecer y cuidan el software original, para que su funcionamiento continúe sirviendo para lo que se ideo: Efectuar transacciones. Se les conoce como “Bitcoin developers” y son personas dispersadas por el mundo que escudriñan el día a día de la red, desarrollan modelos para prevenir fallos y cosas por el estilo.

Hay otros tecnólogos que aseguran que, aunque Bitcoin es una genialidad, la versión que ellos pueden crear es mejor que la del inventor. La mayoría de las veces resultan ser una copia del software de Satoshi con algunas variaciones como, por ejemplo, que el consenso se produzca cada 3 minutos en lugar de cada 10, o que en lugar de 21 millones se terminen creando 100 unidades, y muchas otras.

Este efecto ha creado un mercado de criptomonedas que hoy acoge a 667 distintas, y subiendo.

Son muy pocas las que hoy llegan a valer un dólar cada una, cuando el bitcoin está a 422,35. Si sumamos el valor al cambio de todas ellas, serían 31,52 dólares lo que nos costaría tener una de cada una. (He quitado las que por su baja capitalización de mercado, por su precio tan elevado, y por la cantidad en circulación, no tienen un precio de mercado creíble: “42 Coin”, “Xaurum”, “LimitedCoin”, “Sync” y “Forevercoin”. Hay más que se podrían quitar).

El propósito de la suma es comprender que, de momento, si alguna va a tener que llegar a representar una alternativa a otra forma distinta de asegurarnos el sueño, la respuesta parece ser que es Bitcoin.

Los recursos que al usuario le supondría la seguridad de sus ahorros, a través de las monedas criptográficas, se pueden limitar al consumo de la batería de un móvil, que además es multiuso, y a acordarnos de una clave o de donde la hemos puesto.

El consumo más significativo lo hacen los mineros mediante la electricidad que gastan sus equipos para asegurar la red. Aun así, suponiendo que todos usen los equipos más eficientes en consumo energético, se calcula que en total el gasto no superaría los 7,1 GigaW/hora cada día. Es lo único que necesita Bitcoin para funcionar en el mundo entero. Una cifra insignificante comparado con lo que deben gastar todos los bancos del mundo, para que una tercera parte de la población pueda disfrutar de la misma función.

Aunque Bitcoin esté demostrando su superioridad como vehículo de intercambio y almacén de valor, hay criptomonedas que prueban estar en el buen camino para solucionar otro tipo de problemas que también presenta el dinero convencional. Es el caso de Ethereum y los contratos inteligentes.

Os dejo este video donde uno de los fundadores de Slock.it, utilizando la tecnología de Etherum, explica cómo una puerta solo se abre si se le paga (a la puerta). Lo mejor es que la puerta puede llegar a aceptar cualquiera de las 667 criptomonedas existentes y las que estén por llegar. Expone otras muchas aplicaciones de su sitema que seguramente os darán en qué pensar.

Pliego de descargas:

Bitcoin es un experimento y nada de lo que hayas leído representa la intención de aconsejarte, o de influir en tus decisiones respecto a tus inversiones, o a tu economía personal. El propósito de los artículos de este blog es el de explorar un nuevo ecosistema tecnológico, aprendiendo sobre sus posibilidades, sus propiedades y características innovadoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s